Saltar al contenido

¿Cómo elegir un monitor gaming?

Existen muchas características que debes de tener en cuenta cuando quieres elegir un monitor gaming. No todos son iguales, la gran mayoría varía en el diseño y la finalidad que desees alcanzar con esta pantalla.

Dependiendo del tipo de juego que quieras probar, podrás notar pequeños detalles, sobre todo si lo utilizas para otras cosas.

Muchas personas suelen sentirse muy confundidas al momento de decidir cuál es el monitor indicado, sobre todo cuando lees las especificaciones. Hay muchos términos desconocidos que te ponen en un aprieto.

Para aquellos usuarios que se encuentran frente al mostrador y no entienden nada, les presentamos los mejores consejos e información para saber cómo escoger un monitor para gamer.

Al terminar de leer este artículo, puedes echar un vistazo a los monitores gaming que hemos elegido para ti, teniendo en cuenta la relación calidad precio para todos los presupuestos.

Detalles que necesitas saber para elegir un monitor gaming
Índice de contenidos

Formato de imagen

La relación de aspecto o el formato de imagen es una proporción entre el ancho y el alto de una pantalla. Existen dos que son los más comunes, el primero es el de 16:9 que tiene una resolución de 1920×1080, de 2560×1440, entre otros.

Y el segundo vendría siendo el de 21:9, estos son “ultra panorámicos” que cuentan con una resolución de 2560×1080, 3440×1440 y muchos más.

Existen otros tipos de formato de imagen, pero son más comunes en establecimientos de comida y no se enfocan tanto en el gaming. Aunque hace poco salió al mercado uno de 32:9 que, a pesar de ser más costoso, es una experiencia totalmente nueva.

Debes averiguar cuál es el tamaño que mejor se ajusta tus necesidades al momento de elegir un monitor gaming para tu escritorio.

Tiempo de respuesta

Tiempo de respuesta para un monitor gaming

Esta es la cantidad de tiempo que requiere un pixel para cambiar de un color a otro para luego regresar al original. Como norma, esto se mide en milisegundos y regularmente viene especificado en el producto de gris a gris.

Entre más rápido se cambie de color, mucho mejor será el resultado, pero en caso de que el tiempo de respuesta sea demasiado alto, se produce algo llamado “El efecto fantasma”.

Esto sucede cuando pareciera que la imagen dejara un rastro en el momento en se muestra un objeto o realiza movimientos de cámara muy rápido.

En cuanto más veloz sea el movimiento de un objeto que se esté incorporando en pantalla, más pronunciado será el efecto llamado ghosting. Todo esto podría resultar siendo un enemigo cuando se está jugando videojuegos competitivos.

Si el monitor sufre de demasiado ghosting, hay una gran posibilidad de que no veas a los enemigos que tienes enfrente de ti al momento de realizar movimientos.

Cuando quieres elegir un buen monitor para videojuegos, debes tener en cuenta que el tiempo de respuesta sea bajo para jugar este tipo de juegos. Por otro lado, también importa la tasa de refresco, así que asegúrate de investigarlo.

Resolución

Resolución que necesita un monitor gaming

Lo principal que debes saber respecto a esto es que, al elegir un monitor gaming, si la cantidad de pixeles es mayor, la nitidez será superior.

Dependiendo del tamaño de la pantalla, sin importar las pulgadas que sea, la resolución más recomendada para que la imagen se vea perfecta puede llegar a variar.

Muchos factores, tanto pequeños como grandes, afectan el resultado, por ejemplo, la distancia entre la pantalla y tu persona. Por esa razón, hay unos tips para elegir un monitor gaming que debes tener en cuenta:

  • Si deseas elegir un monitor de 16:9 y la resolución es de 1920x1080p hasta 24 pulgadas es lo ideal.
  • En caso de que supere las 24 pulgadas y llegue a los 27, la resolución más recomendada es de 2560x1440p.
  • Más de 27 pulgadas, lo mejor sería 3840x2160p, también conocido como 4K.
  • En un monitor 21:9 la cantidad mínima de pulgadas es de 29. La resolución más conveniente para los monitores de 21:9, si son de 29 pulgadas, lo mejor sería 2560x1080p.

Esto es un consejo que debes tener en cuenta al elegir un monitor gaming, pero no se convierte una regla estricta que tienes de seguir.

G-Sync o Freesync/2

Estas son conocidas como tecnologías desarrolladas con el objetivo de sustituir la sincronización vertical y todas aquellas fallas que pueda ocasionar.

¿Cuál es la finalidad de esta sincronización? Sirve con el objetivo de eliminar por completo el “tearing”, un error que causa imágenes cortadas en la pantalla.

Esto puede ocurrir cuando el videojuego cuenta con más FPS que el número de hertzios de la tasa de refresco de un monitor. Por ejemplo, en los que tienen 60 Hz y el juego corre a 150 FPS de media, lo más posible es que esto ocasione tearing.

Al momento en el que pasa eso, simplemente se debe de activar la sincronización vertical y en cuestión de segundos, este error será eliminado.

Lo único malo es que, al hacer esto, puede producir “latencia” como efecto secundario. Esa es la razón por la cual se crearon las tecnologías G-Sync o Freesync/2, que resuelven estos problemas y además corrige errores “Micro Stuttering”.

Así que, si cuentas con un monitor de 144 hertzios que tenga cualquiera de estas dos tecnologías con una tarjeta gráfica compatible, la pantalla trabajará a la par de los FPS que estén funcionando.

Todo en tiempo real debido a que tienen sincronización adaptativa. No todos los monitores son iguales, hay unos que son compatibles con G-Sync mientras que otros solo con Freesync, pero no las dos al mismo tiempo.

Una de las características más destacables al momento de comprar un monitor gaming con G-Sync en cuanto al precio, es que estos tienen dentro un módulo.

Así que debes de asegurarte de antemano que tu tarjeta gráfica es compatible con este tipo de tecnología cuando vayas a elegir un monitor gaming. 

Ángulo de visión

El mejor ángulo de visión para un monitor gaming

Existen diferentes ángulos de visión horizontal y vertical, pero todo depende la posición en la que estás sentado.

Si te encuentras justo en frente del monitor y el Ángulo de visión es horizontal es de 170 grados. Este número indica que la imagen es visible en un rango de 170˚ de lado a lado, sin mostrar colores negativos (oscuros).

Esta pérdida de autenticidad de imagen cuando te mueves a cualquiera de los lados, es mucho más notable en los monitores con panel TN. Se debe a que estos son los que tienen un ángulo de visión más bajo.

Por tanto, al elegir un monitor gaming, opta por uno que tenga un panel VA o IPS, ya que son mejores en este aspecto.

Tasa de refresco

Esta es la tasa de valor que indica el número de veces que la imagen que se muestra en pantalla se va actualizando y puede llegar a mostrar en un segundo; esto se mide en hercios (HZ).

En un juego que genere 140 FPS de media y el monitor es de 50 HZ, esta se expondrá 50 hercios. Si bien el contador indica otra cosa, la realidad del monitor es distinta.

Vale la pena destacar que depende mucho también de la potencia que tenga el computador que utilices, así que tienes que elegir un monitor gaming que cuente con una tasa de refresco suficiente.

Tipos de paneles

Entre todos los que hay, existen 3 que son bastante populares en los monitores gaming, estos serían TN, VA y los IPS. El primero es el más común para jugar debido a que tiene una respuesta más baja que los dos anteriores.

Del mismo modo, la producción de los colores es menor que los otros paneles y los ángulos de visión son inferiores.

Los IPS son los que tienen una mejor reproducción de los colores, por lo que resultan ideales para editar videos o fotografías. Por lo contrario, el tiempo de respuesta es más alto y no son tan recomendables en los videojuegos competitivos.

Existen algunos que pueden resultar útiles para este objetivo, pero la desventaja es que son mucho más costosos.

Y para finalizar, están los VA, estos tienen un tiempo de respuesta más alto, pero su reproducción de colores es deficiente comparado con el IPS. 

HDR

HDR o traducido al español como “alto rango dinámico”, consiste en una serie de técnicas que admiten imágenes con una cantidad superior de tonalidades y fidelidad visual.

Todo esto se logra por medio del manejo de la luz que cuente la pantalla. Existen varios tipos de sistemas, como el HDR 10, pero al final del día, todos son muy parecidos en muchos aspectos.

Para jugar, además de necesitar un monitor HDR, también es necesario que el contenido que se visualice tenga la cantidad indicada de información. No importa si se trata de una foto, vídeo o juego.

No todos los videojuegos tienen HDR, por lo que se debe de nivelar el monitor y el contenido en una medida igual.

Hay muchas cosas que tener en cuenta al elegir un monitor gaming, pero lo que hemos mencionado, son las características más importantes que tienes que conocer.

Artículos interesantes

Personalizar